Creatina para aumentar masa muscular

La creatina se ha convertido en un suplemento muy popular en el mundo del deporte, sobre todo en el culturismo y el atletismo, así como en las personas que, sin llegar a ser culturistas, practican un trabajo con pesas. Ha alcanzado una popularidad tan grande que todo el mundo habla, opina y hasta dice cómo y qué cantidad se debe tomar. Pero, ¿están en lo cierto? Si investigamos un poco por la red, vemos que hay muchos discursos y recomendaciones diferentes. Entonces, ¿qué es y qué no es verdad? ¿Realmente ayuda a ganar músculos? Intentamos arrojar un poco de luz sobre este tema.

¿Qué es la creatina?

La creatina es un derivado de los aminoácidos arginina, glicina y metionina. El cuerpo la fabrica principalmente en el hígado, riñones y páncreas, y también se puede obtener en una dieta rica en carne o pescado (5 gramos de creatina por kilo de carne). La creatina se acumula sobre todo en los músculos, en forma de creatina libre unida a una molécula de fosfato (PCr o fosfocreatina). La PCr sirve como fuente inmediata de energía para la contracción muscular, aspecto muy importante en los ejercicios de corta duración, intensidad alta y, por tanto, de tipo anaeróbico.

Otra función importante de la creatina es detener a los iones de hidrógeno, responsables de la bajada de pH del músculo y de su conversión en más acídico, un factor que contribuye a la fatiga muscular. Por tanto, la creatina, de alguna forma, ayuda a luchar contra la fatiga muscular.

ganar musculos con la creatina

¿Cómo actúa la creatina cuando hago deporte?

Cuando hacemos series de ejercicios anaeróbicos intensos, la PCr se puede llegar a agotar en 10 segundos, condicionando ello de forma muy importante nuestra capacidad en levantar pesos o hacer ciertas repeticiones de sprints o saltos, ya que al agotarse tan pronto, nos cansaremos en seguida.

Pues bien, la suplementación con creatina puede aumentar sus niveles intramusculares hasta un tercio, lo que favorece la creación de PCr y ayuda así a mantener una potencia máxima durante más tiempo de lo habitual. Esto derivará en entrenamientos más intensos, retrasando la fatiga, lo que producirá un mayor incremento de la masa muscular. Así que si te preguntas si con la creatina ganas masa muscular, la respuesta es que sí. Por eso, la mayoría de culturistas compra este suplemento. Eso sí, si quieres probarla, hazlo en tiendas especializadas y déjate guiar por expertos.

¿Tiene efectos secundarios en el organismo?

Está muy claro que la práctica de actividad física potencia y mejora la actuación de la creatina, por eso escribo todo esto aquí: ya que se espera siempre que la creatina la tome alguien que sea un practicante de ejercicio físico. En cuanto a los efectos secundarios, el único conocido es un supuesto aumento de peso, debido al crecimiento muscular y, de momento, comprobado en hombres, pero todavía prácticamente inexistente en mujeres.

Como conclusión podemos decir que la creatina es una ayuda ergogénica (más información aquí) de carácter nutricional, lo que la hace comparable a los hidratos de carbono, vitaminas, aminoácidos de cadena ramificada, ácidos grasos, etc. No es ninguna droga ni nada malo, pero, antes de suplementar nos debemos informar bien, no con una tertulia del gimnasio o del vestuario.

¿Cómo y por qué estamos en las redes sociales?

A pesar de la enorme popularidad que han adquirido las redes sociales, no es obligatorio utilizar ninguna de ellas. Creadas algunas hace más de una década, ha sido en los últimos siete años cuando su uso se ha generalizado entre la población en España, aunque en otros países, como Estados Unidos, de donde son originarias la mayoría, lo hicieron unos cuantos años antes.

red social seocanteo

Desde entonces, las redes sociales  se han convertido en tema de conversación recurrente y han pasado a formar parte de nuestro día a día. Según los datos recogidos en la última oleada del Observatorio de Redes Sociales que elabora periódicamente The Cocktail Analysis.-S el 90 por ciento de los internautas españoles es usuario de al menos una plataforma social, un porcentaje que se mantiene prácticamente estable desde 2011. Esto significa que si en España hay 26.2 millones de personas que utilizan la red al menos una vez cada tres meses —son las personas a las que se considera internautas según el Instituto Nacional de Estadística—hay más de 23.5 millones de usuarios de
redes sociales en España.

El dato concuerda con el del mforme «Social. Digital and Mobile in Europe 2014».30 publicado por We Are Social, que cifra en más de 20 millones el número de internautas en España y considera que la penetración de las redes sociales en el país es del 41 por ciento de la población total (no del número de internautas). Este porcentaje nos sitúa por encima ele la media europea (que se encuentra en un 40 por ciento) aunque lejos del 70 por ciento que registra Islandia o el 64 por ciento de Noruega.

Los españoles pasamos, de media, una hora y media al día enganchados a las redes sociales, y el 33 por ciento ya utiliza las redes sociales  también desde el móvil, lo que implica que un total de 15 millones de personas ya usan su teléfono para consultar sus plataformas sociales, según We Are Social. En este apartado, también nos encontramos por encima de la media europea, que se sitúa en el 26 por ciento de la población. Facebook es la red social más utilizada por los españoles. El 83 por ciento de los internautas tiene perfil activo (ha entrado al menos una vez en el último mes en él), aunque la plataforma social que mayor porcentaje de usuarios registra es WhatsApp: el 87 por ciento de las personas que usan regularmente internet.

Otras redes y aplicaciones sociales registran porcentajes menos elevados. El 41 por ciento de los internautas españoles puede considerarse usuario activo en Twitter; el 25 por ciento en Google-: el 21 en Linkedln: el 20 en Instagram: el 8 en Tuenti: el 7 en Pinterest y el 3 en Foursquare. Entre otras aplicaciones móviles. Line es utilizado por el 18 por ciento. Telegram por el 16 y Vine por el 3. según los datos de The Cocktail Analysis.

De media, cada usuario español tiene perfil abierto y activo en 2.3 plataformas sociales, y siete de cada diez están dados de alta en. al menos, tres redes sociales. Facebook es usado los siete días de la semana, mientras que Twitter e Instagram se usan, de media, casi emeo días a la semana. YouTube se utiliza cuatro días a la semana, mientras que Pinterest y Linkedln.

Es mejor perder peso poco a poco

Perder peso es una meta que muchas personas se proponen, ya sea por una cuestión de salud o meramente estética. El objetivo suele ser difícil, se necesita disciplina y dedicación para cumplirlo. Sin embargo hay personas que no son pacientes y buscan la manera de acelerar el proceso, lo cual pude ser contraproducente.

adelgazar

Es mejor perder peso poco a poco, para que el cuerpo se vaya adaptando al cambio, de lo contrario, el camino será un calvario que podría venir acompañado de problemas severos en su integridad.

Perder peso bruscamente es sinónimo de una dieta severa y un fuerte entrenamiento que queme más calorías de las que se consumen. Esta combinación es letal, en especial para las personas que están comenzando a perder peso, ya que el cuerpo no soportara mucho tiempo semejante desgaste.

En el mejor de los casos se sufrirá un agotamiento extremo que podría terminar en un desmayo momentáneo por una baja en la presión arterial. Es común ver como en los gimnasios algunas personas se ponen pálidas o se desploman mientras hacen un ejercicio o descansan entre series. Esto es porque sus cuerpos no son preparados correctamente para el entrenamiento.

El agotamiento, como dije, se dará en el mejor de los casos pero hay consecuencias peores que podrían acompañar una pérdida de peso acelerada. Los tejidos musculares y ligamentos se debilitaran debido al alto desgaste y la mala nutrición.

Esto hará que su cuerpo sea más propenso a sufrir lesiones musculares. En un deportista esto sería terrible, ya que para ellos es de suma importancia tener músculos y ligamentos fuertes para competir al máximo nivel.
Una pérdida de peso brusco también derivará en deshidratación.

Ya que la mayoría de las dietas de rápido resultado tienen bajos consumos de líquidos. Es importante mantenerse hidratado siempre, un cuerpo hidratado tendrá un mejor funcionamiento y estará mejor preparado para adelgazar.

peso
También está el llamado efecto rebote. Es la consecuencia de perder peso rápidamente. Es muy común en personas que realizan dietas rápidas. Su nombre se debe a que las personas que pierden peso en cortos periodos de tiempo, tienden a recuperarlo al poco tiempo. Lo cual es muy frustrante. Al final lo único que se habrá perdido con la dieta es tiempo.

Para evitar estos problemas lo mejor es ser paciente y armar una dieta y rutina de entrenamiento adecuada. Lo primero es ganar resistencia física para que tu cuerpo pueda rendir mejor en el gimnasio. Una vez tengas una buena condición, lo demás será más fácil. Por lógica, debes pensar que una persona que pueda trotar cinco kilómetros va a perder peso más rápidamente que una que solo pueda trotar dos. Acompañando siempre el estado de forma con una buena alimentación, libre de grasas saturadas y rica en proteínas y alimentos naturales.

Disfrute de la experiencia y no quiera acelerar el proceso. De este modo, perder peso será una experiencia gratificante y cómoda para usted. Deje que su cuerpo se acostumbre poco a poco a los cambios que desea realizar.